Enviar Whatsapp

info@cunipic.com

Lun-Vie 09:00-18:00 (UTC +1)

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el Título
Buscar en el Contenido
Search in posts
Search in pages
post
page
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el Título
Buscar en el Contenido
Search in posts
Search in pages
post
page

Enseñar a tu Conejo Enano

Uno de los entretenimientos a los que puedes jugar con tu conejo enano puede ser enseñarle a volver a su jaula solo.

Enséñale a tu conejo enano con un ejercicio muy sencillo

Dependiendo de la edad habrá momentos más adecuados para conseguir este objetivo. Por ejemplo, puedes sacar de la jaula a tu conejo enano cuando tenga sólo unos meses, justo antes de comer. Como tendrá hambre buscará su comida que encontrará dentro de su jaula. Si lo consigue habrás conseguido que salga y entre él solo.

Al principio no conviene alargar estas sesiones más de 30 minutos para evitar que haga sus necesidades fuera de la jaula.

Poco a poco puedes ir alargando el tiempo para que pueda inspeccionar más rincones de la casa. Cuando haga algo bien puedes premiarle con golosinas para conejo enano o usar un clicker para que relacione el sonido del “clic” con una buena conducta y su premio.

Enseñarle a orinar

Es necesario acostumbrar a los conejos enanos a orinar en su rincón que debes preparar con lecho de papel. Si coge el mal hábito de hacer sus necesidades en otro sitio, lo hará siempre y lo que es más problemático, en diferentes lugares. Para conseguir que lo haga siempre en el mismo lugar debes empapar de su orín un papel y dejarlo en el lugar donde quieras que lo haga siempre. Y si hace sus necesidades en otro lugar tienes que reñirle (con cariño) y limpiar esa zona con vinagre blanco para que no lo vuelva a repetir.

Cuando el conejo enano tenga unos meses puedes alargar sus ratos de paseo por la casa e incluso dejarlo suelto mientras estás relajado leyendo o viendo la televisión.

Ciertas precauciones en el entorno de tu conejo enano

Es necesario controlar el espacio y procurar que no haya riesgos. Por ejemplo las ventanas deben estar cerradas, la puerta de la lavadora también…, etc. Cuando este cansado de inspeccionar se volverá el solo a su jaula o te vendrá a hacer compañía.
Tu paciencia se verá recompensada y verás como él aprende rápidamente.

Si quieres aprender sus cuidados básicos no te pierdas la sección en este enlace.

Si tienes dudas o has probado algún método de aprendizaje que no ha funcionado, compártelo con el resto de lectores en la sección de comentarios.

Muchas gracias.

Contacta con nosotros