Enviar Whatsapp

info@cunipic.com

Lun-Vie 09:00-18:00 (UTC +1)

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el Título
Buscar en el Contenido
Search in posts
Search in pages
post
page
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el Título
Buscar en el Contenido
Search in posts
Search in pages
post
page

DATOS DE INTERÉS SOBRE LAS COBAYAS

Muchas veces se nos pasan preguntas por la cabeza como por ejemplo: ¿Cuánto pesa y mide una cobaya? ¿Cuántos años vive? ¿Cómo se sexa?

Vamos a dar un poquito de información para responder a estas preguntas.
Las cobayas de pequeñitas miden aproximadamente unos 8 cm. y su peso es de unos 100 gr. Este tamaño puede variar en función del número de crías que hayan nacido en el parto. Una cobaya recién nacida, puede perder algo de peso el primer día, pero a partir del segundo o tercero, esta empezará a ganarlo sin parar. A partir del decimotercero día, su peso prácticamente se ha multiplicado, y la longitud de su cuerpo ya se encuentra sobre los 10 cm.
A partir del segundo mes, su peso ya se encuentra entre los 200 y los 500 gr. y su cuerpo mide unos 13 cm. A partir del quinto mes, su crecimiento se relentiza, y sobre esa edad pueden pesar 1 kg., y medir unos 23 cm.

A partir del año de edad, dejan de crecer. En edad adulta las hembras pueden pesar entre 800 gr. y 1300 gr., y medir unos 25 cm. Los machos alcanzarán un peso de entre 1000 gr. y 1500 gr. y una longitud de 27 cm.

La logevidad de las cobayas se sitúa entre los 5 y 8 años, aunque se saben de casos que han vivido durante mas tiempo.

Las cobayas pueden empezar a sexarse con seguridad, a partir del mes de edad. Tanto el aparato reproductor del macho como el de la hembra, tienen forma de Y. La única diferencia entre ellos, es que el macho tiene un puntito en medio de la Y.
Para sexar a nuestra cobaya, pondremos los dedos en la parte superior e inferior de sus genitales, dejándolos en medio. A continuación presionaremos un poquito hacia abajo, para ver si sale el puntito. Si no hay puntito, tenemos a una hembrita, y si por el contrario hay un puntito, tenemos a un macho.
Es posible que si nuestra cobaya está muy nerviosa, no consigamos hacerlo con seguridad, entonces la dejaremos tranquila en la jaula, y lo intentaremos pasado un rato.

Contacta con nosotros