Enviar Whatsapp

info@cunipic.com

Lun-Vie 09:00-18:00 (UTC +1)

Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el Título
Buscar en el Contenido
Search in posts
Search in pages
post
page
Generic selectors
Solo coincidencias exactas
Buscar en el Título
Buscar en el Contenido
Search in posts
Search in pages
post
page

Las crías de las cobayas

Las crías de las cobayas nacen muy desarrolladas y cubiertas de pelo, con la habilidad de ver, oír e incluso correr.

¿QUIERES UN REGALO DE BIENVENIDA DE UN 20% de DESCUENTO?

[button color=»orange» size=»big» align=»center» link=»https://store.cunipic.com/regalo-de-bienvenida/» icon=»» target=»false»]Únete Ahora al Club Cunipic[/button]

Nacen ya con los incisivos, pero los molares se les desarrollan algo más tarde. Son mucho más nerviosas que los adultos y desde el primer día prueban la comida sólida, pero esto es solamente un reflejo. Hasta el décimo día no empiezan a ingerirla. Esta precocidad es un mecanismo de supervivencia, ya que la camada es poco numerosa comparada con la de otros roedores y muchas cobayas son depredadas. Por lo tanto, si nacen más desarrolladas, tendrán más posibilidades de sobrevivir.

Lactancia de las cobayas

La lactancia dura un mes, independientemente de si las crías ingieren alimento sólido. También pueden mamar de varias madres cobayas; la leche proporciona a las crías, a parte de alimento, defensas.

El calostro es la primera leche que segrega la madre cobaya. La composición del calostro varía en cada especie, pero fundamentalmente lleva sustancias inmunológicas, anticuerpos e inmunoglobulinas, leucocitos, agua, vitaminas, proteínas, bacterias beneficiosas, grasas y carbohidratos.

De la ingesta de excrementos de la madre, las crías de las cobayas, obtienen vitamina B y K, necesarias para sintetizar glúcidos y para la coagulación de la sangre.

Comunicación con la madre

Los pequeños llaman la atención de la madre cobaya emitiendo unos sonidos agudos. A las dos semanas la madre no responderá tan a menudo a estos chillidos para que la cría empiece a ser autosuficiente.

Si la mamá fallece en el parto y la cría no ha tenido tiempo de tomar el calostro, es menos probable que sobreviva y será más propensa que otras cobayas a tener enfermedades, por lo que habrá que protegerla más de las corrientes de aire y de las bajas temperaturas para evitar posibles resfriados. Pero, por lo demás, si sobrevive los primeros días y la cuidamos bien, tendrá una vida como la de cualquier otra cobaya.

Si tienes dudas, comentarios o quieres comentarnos tu experiencia, puedes hacerlo justo aquí debajo, en la sección de comentarios.

Contacta con nosotros